Traducción de libros: planeación y rendimiento en una carrera de largo aliento

Traducir un libro no es sencillamente uno más de los diversos proyectos que puede emprender un traductor. Un libro, sea una novela, un ensayo de actualidad, un recetario de cocina o texto de interés general, es un proyecto que tomará varias semanas (o meses) y que exigirá una dedicación particular de quien lo traduce. Así como un atleta de fondo se entrena en tramos largos para competir corriendo los 10,000 metros o un maratón, y sabe que no puede lograr su mejor condición en un lapso breve, el traductor de libros debe rendir mucho durante un periodo prolongado, por lo tanto debe saber administrar sus fuerzas, las físicas y las intelectuales. Y su trabajo no consiste únicamente en ir produciendo palabras y frases, avanzando página tras página sin mirar atrás, sino que requerirá también documentación, e incluso intentos fallidos de traducir pasajes enteros. Todo eso también toma tiempo.

Por otro lado, el trabajo del traductor de libros es una de las múltiples etapas que pasa un proyecto editorial hasta convertirse en un libro exhibido en una librería. Es importante que el traductor se familiarice con el mundo del libro y su producción para poder hacer un trabajo más pertinente y útil para el resto de la cadena del mercado del libro.

Este seminario pretende dar una introducción al trabajo del traductor en el mundo editorial y ofrecer una serie de pautas para planear los aspectos prácticos de un proyecto determinado, como plazos, presupuestos, y herramientas de apoyo. El objetivo es mostrar la traducción de libros como un campo especializado en sí, que exige que el traductor se prepare en ciertas facetas en particular, de la misma manera que sucede con otros campos de especialización.

 
 
 
Mercedes Guhl.jpg

mercedes guhl

Mercedes Guhl se lanzó al campo de la traducción cuando trabajaba en una editorial, en 1990, al mismo tiempo que terminaba sus estudios de filosofía y letras en Bogotá (Colombia). Desde entonces, ha estado involucrada en diferentes etapas del proceso de producción del libro (evaluación de manuscritos, edición, corrección de estilo, revisión de pruebas), pero la traducción ha sido su principal actividad. Tras obtener una maestría en estudios de la traducción, empezó a combinar su labor como traductora con la docencia en diversas universidades en Colombia y en México, capacitando futuros traductores tanto a nivel de licenciatura como de posgrado. Ha participado como conferencista en eventos de traducción en Colombia, México y Estados Unidos. Ha escrito múltiples reseñas, crítica y artículos para revistas especializadas. En sus más de 60 traducciones publicadas, ha explorado las profundidades del ensayo académico para llegar hasta la novela gráfica, pasando por los libros de interés general y la ficción. En los últimos años se ha concentrado en traducción novela juvenil contemporánea y novela gráfica.